BEGUR

Girona, 2005.

Vivienda unifamiliar de obra nueva. La atención a las soluciones constructivas tradicionales y a los materiales autóctonos se combinan con la aplicación de técnicas innovadoras y contemporáneas para trabajar el proyecto con un lenguaje actual que adapte la vivienda en un entorno existente especial.

El volumen de la casa se despieza respondiendo al programa de la vivienda, recordando de alguna manera la imagen de las masias y edificaciones locales muchas veces originadas por la sobre posición o aglomeración de volúmenes con el paso del tiempo. El volumen principal, con una tradicional cubierta a dos aguas, recoge los elementos comunes del programa, la zona de día. La cubierta se proyecta creando porches exteriores y se recorta formando lucernarios interiores, consiguiendo así un volumen permeable a la vista. A este volumen principal se adosan dos volúmenes más herméticos que contienen las piezas de habitaciones, una suite, y la segunda flexible, con doble dormitorio matrimonial o un amplio estudio con altillo.

La disposición entre los diferentes volúmenes provoca una serie de quiebros y retranqueos que enriquecen la relación entre interior y exterior. Conocer el movimiento del sol y la orientación de las vistas dan desde el punto de vista arquitectónico la mayor garantía de una vivienda pensada para disfrutar de la vida.


Fotografía: Rafael Vargas

categoría

fecha