MONTSENY

La vivienda se emplaza en un entorno boscoso y está orientada “lateralmente hacia el sur”. Su forma se adapta a un terreno en pendiente. A pesar de este fuerte desnivel a penas algunos escalones han sido necesarios para cohesionar el interior a la morfología del entorno.

La vivienda está compuesta por tres volúmenes definidos por cubiertas inclinadas, que se orientan en cada caso según el programa funcional. Las conexiones acristaladas entre los tres módulos permiten sentir un continuo contacto con el bosque.

La cubierta del primer módulo se extiende para cubrir el acceso y el aparcamiento, y su circulación interior discurre por armarios que bordean la estancia principal. En el segundo módulo se ubica la cocina, el lavadero y el salón totalmente acristalado hacia el jardín. El último módulo y más pequeño está organizado en dos alturas; en la parte baja una habitación de huéspedes con aseo y en la superior un estudio que hace disfrutar de las vistas, por encima de las copas de los árboles, hacia el castillo de Breda.

categoría

fecha